sábado, 11 de julio de 2015



La chica del tren


Paula Hawkins

¿Estabas en el tren de las 8.04? ¿Viste algo sospechoso? Rachel, sí. Rachel toma siempre el tren de las 8.04 h. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas y la misma parada en la señal roja. Son solo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece? Tú no la conoces. Ella a ti si.


Tres mujeres, tres protagonistas, las tres perseguidas por su pasado, mujeres frágiles, inseguras y atormentadas.

Rachel

Viaja a diario en el mismo tren, el mismo vagón, el mismo horario, mismo trayecto; Ashbury-Londres.
 En el semáforo en rojo siempre se detiene a observar un grupo de casas, siempre las mismas , imagina sus vidas, perfectas, sin dramas, en definitiva imagina la vida que ella desea.
 ¿Pero que pasa si Rachel se equivoca ? ¿ Y si todo lo que ella cree, todo lo que ella ve, es mentira? Rachel no imagina que tras esa ventana del tren verá demasiadas cosas que pondrán su frágil situación al filo de un abismo. Rachel es alcohólica y sufre lagunas en sus borracheras, no consigue recordar que hizo o que vio pero si siente que pasó algo, algo muy malo.


Megan:
Megan se siente perdida desde que la galería de arte cerró, ningún trabajo le emociona, y no encuentra ningún aliciente a su vida. En ocasiones siente que necesita huir, huir de aquellas vías del tren, empezar de cero como ha hecho tantas veces. El día que Megan decide huir, desaparece, alguien se tomó la molestia de frustrar esta vez su huida, después de todo el pasado siempre nos atrapa si no conseguimos superarlo.

Anna:

Anna odia esa calle, odia los trenes, odia las vías, cada día es un nuevo intento para convencer a su pareja de desaparecer de aquel barrio que la atormenta, solo mirar por la ventana un escalofrió la recorre, tiene miedo de encontrarse esa mirada allí fuera, observándoles.
Anna sabe que nunca podrá ser feliz en aquel barrio, junto a las vías del tren.



Tres mujeres sin relación alguna aparente, pero con muchos lazos unidos que ellas desconocen,
una desaparición, un solo culpable y mucha gente alrededor. 
Su pasado las perseguirá hasta el momento que ellas decidan ser valientes y decir " Basta" pero quizás ya sea tarde y el tren ya pasó.





Una por la pena, dos por la alegría, tres por una chica, cuatro por un chico, cinco por la plata, seis por el oro, siete por un secreto que jamás debe ser contado.



                      Opinión Personal


Hola ! He de decir que desde que comencé con el proyecto del " Club de lectura" estoy leyendo el triple que antes, y que bien me hace sentir eso.
Esta vez la lectura ha sido " La chica del tren", tengo que admitir que empecé con recelo, tanto bombo me apabullaba, y las criticas?

Muy a mi pesar, me parecen excesivas, no puedo decir que el libro sea malo, para nada, pero yo no describiría este libro con esas palabras. Con todo este furor comencé a leer, y me sorprendí a mi  misma enganchada desde la primera página, la historia fluida, capítulos cortos y amenos, cada capítulo lo cuenta una de las 3 protagonistas, dejándonos ver así, todas las perspectivas de la trama.

Hasta aquí genial, en algún momento se hace algo pesado por que estás deseando saber el desenlace y la historia se queda un poco " en punto muerto" pero enseguida te enganchas de nuevo.

En apenas 4 días y sin tiempo apenas he conseguido terminarlo, tengo que decir que no me ha decepcionado para nada, al contrario, me ha gustado bastante, pero vuelvo a decir que " el boom" que le han dado me ha parecido excesivo como en muchas más ocasiones con distintos títulos, es mejor sorprenderse si no esperas demasiado que desilusionarte si te ponen el listón tan alto. Pero en definitiva claro que os recomiendo este libro, es estupendo para estos días, ameno, interesante, y con muchísima tensión. Para abriros apetito, si con mi reseña no  ha sido suficiente os dejo el Booktrailer, se que no os vais a poder resistir, y tener claro que no vais a volver a mirar un tren de la misma forma.

https://www.youtube.com/watch?v=iK2ayEnazhY

lunes, 6 de julio de 2015


Tokio Blues

Norwegian Wood



Con un fino sentido del humor, Murakami presenta el conmovedor relato de una educación sentimental, y de las pérdidas que implica toda maduración. Toru Watanabe, un ejecutivo de 37 años, escucha una vieja canción de los Beatles mientras aterriza en un aeropuerto europeo, y la música le hace sumergirse en miles de recuerdos, y lo transporta a Tokio a finales de los años 60, su juventud.

Recuerda, con melancolía y dolor , a la inestable y frágil Naoko, la novia de su mejor amigo de la adolescencia, Kizuki.
El suicidio de este les distancia durante un año hasta que se reencuentran en la universidad, donde inician una relación íntima: sin embargo, la frágil salud mental de Naoko se resiente y la internan en un centro de reposo.

Midori, una chica diferente a todas las demás aparece en su vida para ponerlo todo patas arriba, Toru se enamora de ella, sin embargo sus dudas, temores y miedos hacen que la situación para él y para los tres se vuelva insostenible; ninguno parece capaz el delicado equilibrio entre las esperanzas juveniles y la necesidad de encontrar un lugar en el mundo.



          Opinión Personal




Haruki Marukami siempre ha estado entre mi lista de pendientes, y por fin me puse con él, acompañada de mis chicas del club de lectura. Al principio todo parece flojo, lento pero te das cuenta de que no es así, es un libro para saborearlo muy poco a poco, no tiene acción pero tiene tanto sentimiento, tanta tristeza...que me ha sido imposible deshacerme de ese encanto.

Los personajes son muy peculiares, cada uno más que el anterior, peculiares por muchos motivos, aun que hay que contar con la idea de que no comparten ideas, vidas, costumbres, educación ni de lejos parecida a la mía, así que no es muy raro que me choquen tanto. 

La historia de Toru me ha ablandado el corazón en muchas ocasiones, es tanto el sufrimiento que dudo de su cordura al final del libro. El final, ese es el tema más difícil, he leído muchas críticas sobre la decepción sobre el final, pero a  mi me ha parecido perfecto, es cierto que no sabes como termina la historia con seguridad, no sabes si Toru por fin encuentra la felicidad después de tanto sufrir, pero a mi lo que me ha parecido apoteósico es el último párrafo.

Claro que recomendaría este libro, puede o no gustarte, pero si lo hace te atrapará. No quiero despedir esta reseña sin antes dejaros un par de frases de las tantas que tiene este libro, esas frases que se te meten dentro y nunca las olvidas.

"Algún día la muerte nos tomará de la mano. Pero hasta el día que nos atrape nos veremos libres de ella"


" La muerte no existe en contraposición de la vida si no como parte de ella, la muerte estaba presente en el pisapapeles, en las 4 bolas rojas y blancas alineadas sobre la mesa de billar. Y nosotros vivimos respirando la y va adentrándose en nuestros pulmones como un polvo fino"


" Pero, a fin de cuentas, ¿quién puede decir lo que es mejor? No te 
reprimas por nadie y, cuando la felicidad llame a tu puerta, aprovecha la ocasión y sé feliz. Puedo decirte por experiencia que estas oportunidades aparecen dos o tres veces en la vida y, si las dejas escapar, te arrepentirás para siempre. "