miércoles, 28 de agosto de 2013

 

En breve, oirás un ruido sordo y hueco. Será en la puerta principal, la que nadie utiliza. Cuando
golpee el suelo, producirá un leve traqueteo en las bisagras porque es algo muy importante y pesado,
un ligero sonido discordante unido al ruido sordo, y Joan levantará la vista de lo que quiera que esté cocinando.
 
Mirará la cacerola, preocupada porque si acude a ver de qué se trata, podría desbordarse. Imagino su ceño fruncido reflejado en la salsa burbujeante o lo que sea. Pero irá, irá y mirará. Tú no, Ed. Tú no acudirás. Probablemente te encuentres en el piso de arriba, sudoroso y solo.
Deberías estar duchándote, pero estarás tumbado en la cama con el corazón destrozado, o eso espero,así que será tu hermana, Joan, quien abrirá, aunque el golpe sordo sea para ti.
Tú ni siquiera sabrás ni oirás lo que han tirado a tu puerta. Ni siquiera sabrás por qué ha sucedido.
Es un día hermoso, soleado y todo eso. De esos en los que piensas que todo saldrá bien, etcétera.
No es el día adecuado para esto, no para nosotros, que estuvimos saliendo cuando llovía, entre el 5 de octubre y el 12 de noviembre. Pero ahora estamos en diciembre, el cielo está radiante y lo tengo
claro. Te voy a explicar por qué rompimos, Ed.
Te voy a contar en esta carta toda la verdad de por qué sucedió. Y la maldita verdad es que te quise demasiado.
 
 
 

 
La historia sucede en un breve tiempo, durante el viaje en la furgoneta de Al a casa de Ed, durante el viaje Min le escribe una carta donde le explica junto a cada objeto que contiene la caja el problema, el motivo por el cual rompieron. 
 
 
 
 

En esa caja se encontraba cada momento que vivieron juntos...
 
 Una historia que te atrapa, se te hace muy amena y apenas te das cuenta...ya has llegado a la última pagina.
Una historia diferente, la trama y el final es muy predecible pero eso no le quita
protagonismo al libro, al contrario.
Me ha encantado la manera de empezar cada capitulo, una imagen de cada objeto comienza cada anécdota que Min nos cuenta.
El libro está pensado para un público adolescente pero ...¿ quien no ha vivido una ruptura alguna vez?

Todos tenemos o hemos tenido una caja como esta, llena de recuerdos que en su día simbolizaban lo mas bonito que en esos momentos te estaba pasando.
Una caja como esta por ejemplo:
 
Min decidió devolvérsela a Ed, para deshacerse de cada cosa que le recordase a el, otras prefieren tirarlo todo cuando todo acaba, o la guardamos en lo mas hondo de algún cajón; sin saber que
hacer con ella.
Los recuerdos son parte de tu vida, malos o buenos, somos como somos por el camino que  hemos recorrido hasta ahora. Quien sabe si algún día esa caja estará vacía, en un contenedor o vete tu a saber si se vuelve a abrir...pero los recuerdos siempre estarán ahí.
Algo que me ha llamado la atención es esa manía que tiene Min de compararlo todo con una escena de alguna película, en algún momento llega a desesperar :)
 
Una historia de dos adolescentes, de primeras veces de amor, desilusión y amistad.
Una historia con un final diferente !

Ed. Nuestros bocetos son desastrosos, pero Al y yo sabemos interpretarlos, podemos imaginar cómo
avanzan. El Año Nuevo me hará sentir…, no sé, como esas personas felices amontonadas en una larga mesa de madera, no es que sea mi película favorita pero tiene algo, a mi modo de ver.
A ti no te gustaría. La razón por la que rompimos es que tú nunca verás una película como esa. El temblor de los cuencos de sopa, ese pájaro que pica semillas en un platillo, la manera en que aparece de repente el pretendiente, varias escenas antes de que estés totalmente seguro de que forma parte de la trama. Cierro la caja, exhalo como una camioneta que se detiene, te la tiro con un gesto de Desesperada.
Muy pronto me sentiré como esas personas felices, en cualquier momento a partir de ahora, sin importarme amigos ni amante ni lo que contiene ni nada. Lo veo. Y lo imagino sonriendo. Te lo prometo, Ed, también se lo estoy diciendo a Al, tengo una intuición.
 
 

 
 

martes, 27 de agosto de 2013

 
 
El pequeño ladrón de sombras es un niño, sin nombre , que vive junto a sus padres en un pequeño pueblo de Francia.
 
El protagonista narra la historia en primera persona desde su edad adulta, nos cuenta como fue su infancia , sus días de colegio, sus miedos, como sufrió la separación de sus padres y como descubrió su don.
Este niño era capaz de hablar con las sombras de las personas que le rodeaban, y a través de ellas descubrir sus miedos y sus sueños; en alguna ocasión sucedía algo que el no podía evitar , robaba la sombra de otra persona.
Desde su infancia vamos siguiendo los pasos del pequeño ladrón de sombras, como en su edad adulta no ha perdido ese don y como puede usarlo para ayudar a sus seres queridos y así mismo.
 
Una historia de amor con el sabor de los cuentos de siempre. El amor incondicional de una madre por su hijo... el amor que sentimos la primera vez y que el tiempo no puede borrar... el amor que se acaba... una amistad para toda la vida.                     
 
 
 
 
                                                                    Opinión personal
 
 
Definitivamente le doy un 10, es la historia mas tierna, triste y a la vez bonita que he leído desde hace mucho tiempo, desde la primera hoja me he sentido en un estado de melancolía y ternura constante.
De Marc Levy he leído todas sus obras y es que la forma tan fluida de escribir y estas historias que te hacen soñar lo colocan entre uno de mis escritores favoritos.
Me ha sorprendido la madurez del niño, la imaginación y la bondad que transmite, la tristeza que le acompaña desde su infancia hasta su edad adulta.
Me da la sensación que nunca se perdonó la separación de sus padres, siempre pensó que el fue el culpable de que se dejaran de amar y de la infelicidad desde entonces de su madre.
Los momentos mágicos en el desván hablando con las sombras, los maravillosos personajes con algo muy especial que les caracterizaba a cada uno , aquel faro, aquella cometa que resistió a pesar de los años para recordarle que tenia algo pendiente desde su infancia.
No puedo quedarme con ningún momento por que en general me ha encantado cada página, si es cierto que un párrafo  me puso el corazón en un puño y creo que desde ahí lo tuve así hasta el final del libro.
 
" Mirando estas fotos, me pregunté que había ocurrido: ¿ Cómo había podido desaparecer todo ese amor? Y , sobre todo ¿ adónde se había ido? Quizá el amor sea como una sombra, alguien lo pisa y se lo lleva puesto. A lo mejor demasiada luz es peligrosa para el amor, o quizá sea al revés, sin luz la sombra del amor se desvanece y termina por desaparecer...."
 
Me llamó la atención el que " El pequeño ladrón de sombras " no tuviera nombre, pero al final comprendí que ese niño era el niño que todos tenemos dentro, con esos miedos, con esos sueños.
Aun que crezcamos, aun que la vida nos lleve lejos del lugar donde crecimos, de la gente que fue parte de nuestra infancia, siempre habrá algo que nos una a ellos y probablemente en el futuro, en nuestra etapa adulta aparecerá algo que nos lleve a recordar nuestra infancia de nuevo.....
 

viernes, 16 de agosto de 2013

 
 
En 1939, la Unión Soviética ocupó los Estados bálticos de Lituania, Letonia y Estonia.
Poco después, el Kremlin estableció listas de personas consideradas antisoviéticas que debían ser asesinadas, encarceladas o deportadas como esclavas a Siberia.
Médicos, abogados, profesores, militares, escritores, empresarios, músicos, artistas e incluso bibliotecarios fueron todos considerados antisoviéticos y se añadieron a esa lista creciente que establecía las víctimas de una exterminación en masa programada.
Las primeras deportaciones se llevaron a cabo el 14 de junio de 1941.
 

 
 
Entre tonos de gris
 
 
Hoy os traigo la primera novela de Ruta Sepetys, un relato que comienza en Junio de 1941, en Kaunas, Lituania.
 
Lina es una niña de 15 años con un gran futuro por delante debido a su gran destreza con el dibujo; ya estaba preparando el ingreso en una escuela de arte cuando la policía secreta soviética la sacó de casa junto a su madre y hermano.
Desde esa noche no volvió a ver a su padre, ella junto a su familia y miles de lituanos más fueron deportados a los campos de trabajo de Siberia.
Durante los meses que duró el tortuoso y horrendo viaje, metidos en vagones para ganado, sin comida y bebiendo en calderos como animales.
Lina busca una esperanza y una escapatoria, dibuja todo lo que ocurre en un pañuelo para que algún día su padre pueda encontrarlo y saber donde buscarles; para que algún día el mundo sepa lo que los soviéticos les hicieron.

¿ Podrá Lina sobrevivir junto con su familia a la vida en los campos de trabajo?

¿Conseguirá encontrar a su padre?

Esta no es una historia de princesas y finales felices, esta es una historia desgarradora , real para los millones de personas que la sufrieron.
Gracias a libros como este y muchos de los que ya hemos oído hablar podemos conocer los testimonios de las victimas, de los verdaderos protagonistas.



                                                     Opinión Personal:
 

Las cartas y los dibujos que tiene ahora entre las manos fueron enterrados el año 1954, después de volver de Siberia con mi hermano, donde estuvimos doce años prisioneros. Había miles como nosotros, casi todos están ya muertos. Los que están vivos no pueden hablar. Aunque no cometimos ningún delito, se nos considera criminales. Incluso ahora, hablar de las atrocidades que sufrimos nos acarrearía la muerte.
Así que depositamos nuestra confianza en usted, la persona que descubra en un futuro esta cápsula de recuerdos.
Le confiamos la verdad, porque lo que hay aquí reunido es exactamente eso: la verdad.
 
 


Una historia que te encoge el corazón, un relato desgarrador y emotivo de una niña de 15 años.

Esta historia se nos hace mas dura y mas descabellada por que la vemos tras los ojos inocentes de una adolescente de 15 años, y sin proponérnoslo estamos siendo otro niñ@ mas, junto a Lina.

Odio, injusticia , amor , compañerismo y humanidad cosas totalmente opuestas unidas en un solo libro...que no solo hará que no dejes de leer si no que no podrás evitar sumergirte de lleno en la historia de Lina . 







 
 
 
Ruta Sepetys, su padre es hijo de un oficial del ejército lituano.

Viajó dos veces a Lituania para recopilar información para este libro y  se entrevistó

con miembros de la familia de su padre, con supervivientes de las deportaciones,

supervivientes de los gulags, psicólogos, historiadores y funcionarios del Estado.

Muchos de los hechos y de las situaciones que describe en la novela fueron experiencias

que estas personas y sus familiares la contaron, experiencias que, según la dijeron,

compartieron también muchos otros deportados en toda Siberia.






Para terminar quería añadir el book tráiler de esta novela, para demostrarles que esta historia merece mucho la pena .

http://www.youtube.com/watch?v=NICCXT-9SzY
 
 

 



domingo, 11 de agosto de 2013


                                  Como no ser una drama mamá                                  

 

Voy a empezar esta reseña presentando a mi drama mamá y a mi no drama papá.


 
“Si mamá os obligó a comer un plátano pocho porque quitándole lo negro estaba buenísimo... ¡éste es vuestro libro!
Un simpático déjà vu de nuestras infancias y de las frases de madres que a todos nos han dicho”. 
 Este libro es para todos los que oyeron frases inolvidables como éstas: «Tómate el zumo rápido que se le van las vitaminas», «Te voy a lavar la boca con jabón», o «¿Te crees que soy la dueña del Banco de España?»
 
 Es para los niños con coderas y chándal de táctel que sabían que los cromos que regalaban en la puerta del cole llevaban droga y que hay hacer dos horas de digestión para meterse en el agua.
Pero también es para los que aseguran convencidos que nunca serán como su madre. Infelices.
 
Aquí van las 101 frases que prometiste no repetir; la opinión de algunos expertos, como Javier Urra y Rocío Ramos-Paul, la supernanny de la tele.
La contribución de cientos de lectores anónimos que contaron su versión y la historia de la nena, la protagonista, que sabe que lo negro del plátano no está buenísimo, por mucho que lo diga su madre.
 
Si la tuya nunca dijo estas frases, bendice tu suerte.

                                              Opinión personal                                             

 
 
No he podido dejar de reir desde la primera página hasta la última y es que mi madre es una autentica drama mamá, mi hermana y yo muchas veces incluso las decimos antes de que las diga ella y es que ya ...son muchos años oyéndola.
 
Creo que no existe madre que no repita por lo menos el 50% de las frases y aún que nosotros las estemos aún sufriendo y juremos que no seremos así.... mentira! llegará el día que nos sorprendamos repitiéndolas.
 
 
Quiero contar mi experiencia con algunas de las frases que " el gran libro de las dramas mamás " incluye...
 
Sigo odiando los plátanos pasados...y es que cada vez que me como uno en casa de mi madre me mira como ...esperándome como si supiera de antemano que esta pasado y que me voy a quedar sin plátano por quitar todo lo negro, su respuesta es :
"ya esta quitando lo negro con lo bueno que esta, el plátano esta bien ¿ no lo ves ? ( yo solo veía un plátano con mas pocho que otra cosa) claro, a tirar la comida como a ti no te cuesta ganarla...trae anda que me lo como yo, no lo voy a tirar.
Así es como me quedaba sin plátano , cualquiera era el valiente que cogía otro para volverlo a tirar...no yo no soy valiente"



"Como te caigas vas a cobrar"
 
 Juro que esta frase nunca la entendí si ya tenia bastante con caerme y hacerme una herida  ¿ Por qué me tenia que pegar ella luego? ni que hubiera decidido caerme adrede.
Es verdad, fui una niña muy patosa y sigo siéndolo a mis 21 años, y los parches de dibujitos para el chándal fue mi pan de cada día. Cuando me caía, antes de mirar si me había echo algo miraba el estado de mis pantalones y si no tenían ningún rozón respiraba tranquila...


" Esto me duele mas a mi que a ti "

Esta frase me hacia gracia por que es la mentira mas grande que he oído, después de una colleja o de castigarte por algún extraño motivo que tu no llegabas a comprender, por que yo creo que yo nací castigada...bueno a lo que iba después de estas dos situaciones te sueltan:
 
"esto me duele mas a mi que a ti" ...si , y una mierda !!!!

La colleja me picaba a mi, la que se quedaba sin salir era yo, a la que se le paraba el corazón con cada amenaza de quitarme el ordenador fue a mi , y que ni se te ocurriera llorar por que ahí venia otra.
"No llores por que como me hagas ir vas a llorar con motivo" y yo que a veces me pasaba de valiente me hacia la suicida contestándola... y así me pase prácticamente los 5 años de instituto, castigada.


" te voy a lavar la boca con jabón"

Me la sigue repitiendo cada vez que hablo con ella por teléfono y cada vez que voy a casa, si mamá tienes razón hablo fatal pero eres un poco exagerada, coño, joder y cabrón lo digo sin maldad ninguna..me sale solo ;)

" Para llorar yo, lloras tu"

Así de fácil me quedaba yo en casa,  ¿ Que quería ir en bici con mis amigas al pueblo de al lado ?
Mi madre veía que me iba a pillar un coche o vete tu a saber que me iban a hacer por una carretera  ....(estoy hablando de un pueblo de 400 habitantes, y una carretera de 5 km al pueblo mas cercano...)

¿ Que quería salir por la noche POR EL PUEBLO hasta mas tarde de las 12 ?

Con esta sencilla frase ella lo solucionaba ... y yo ...pues eso, lloraba ....

Y una de mis preferidas ....
Si tus amigas aprobaban las asignaturas, si vestían bien, si ayudaban a su madre ...
Ella venia restregándote .." Mira Laura como saca el colegio"
 " Mira Elena lo que ayuda a su abuela"  "ya podías parecerte un poco a ellas "
 y tu ya sabiendo como entrar a tu madre ibas todo chula ( que idiota) y la decías:
 "  mama Laura va a ir a Salamanca"
¿ Puedo ir yo ?

- No

¿ Por qué? Van todas!

-¿Y si se tiran por un puente tu vas detrás?

Así que nunca comprendí cuando estaba bien hacer lo que hacían mis amigas... :(




Recordando estas frases me hace gracia pero juro que las sufrí mucho, las sigo sufriendo y ojalá que las siga sufriendo durante muchísimos años más, por que eso significará que seguiré teniendo a mi querida drama mamá conmigo.
 
La ultima frase del libro me ha echo llorar como una tonta, para un libro que solo es para reir voy y lloro, y es que para mi mi drama mamá es todo... es muy rezungona ella y una pesada pero ...yo soy lo que soy gracias a ella , gracias a ellos . Solo pido a la vida que me los cuide mucho a los dos, que me permita a mi y a mi hermana disfrutar de ellos muchos años más.
 
Ultima frase del libro: ( se que aparentemente no tiene apenas relevancia pero a mi me encanta cuando me lo llama...no crean que son muchas las veces ;) )


reina...

Mi madre sólo me llama «reina» cuando

está de buen humor.
 

 
De mi no drama papá no he hablado y ...quiero guardar un trocito para el, ya he dicho que es un no drama papá y es que su frase preferida era :
" lo que diga tu madre" y en verdad parece aburrida pero era las mas maravillosa del mundo por que sus alternativas eran mucho peores.
 
Mi madre se pasa la vida rezungando pero no da miedo es mas de boquilla pero mi padre...con una mirada te lo dice todo ya podías correr o callarte de inmediato.
 
Frases de mi padre:
 
Vas a ver el sol por una criba : esta frase se utilizaba cuando se iban acercando las notas y no tenían pinta de ser muy buenas .....
 
Te voy a salpicar una ostia que ningún músico va a saber tocar lo que estas bailando ! : Esta frase no tiene explicación :)
 
Pero mi papá ha sido siempre el bueno y mi madre siempre lo dice " Tanto la grande como la chicata tienen a su padre en un altar "
 
 
Maravilloso libro, super divertido y ameno!
 
Esta muy bien documentado pues además de las experiencias de la misma protagonista tenemos varias aportaciones de gente anónima para conocer las variantes de las frases de las distintas dramas mamás.
 
Para algunas veces dar la razón o quitársela están los consejos de la supernany y del doctor Javier Urra ; por lo tanto un libro muy completito !