Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

Y por eso rompimos . Daniel Handler

En breve, oirás un ruido sordo y hueco. Será en la puerta principal, la que nadie utiliza. Cuando golpee el suelo, producirá un leve traqueteo en las bisagras porque es algo muy importante y pesado, un ligero sonido discordante unido al ruido sordo, y Joan levantará la vista de lo que quiera que esté cocinando. Mirará la cacerola, preocupada porque si acude a ver de qué se trata, podría desbordarse. Imagino su ceño fruncido reflejado en la salsa burbujeante o lo que sea. Pero irá, irá y mirará. Tú no, Ed. Tú no acudirás. Probablemente te encuentres en el piso de arriba, sudoroso y solo. Deberías estar duchándote, pero estarás tumbado en la cama con el corazón destrozado, o eso espero,así que será tu hermana, Joan, quien abrirá, aunque el golpe sordo sea para ti. Tú ni siquiera sabrás ni oirás lo que han tirado a tu puerta. Ni siquiera sabrás por qué ha sucedido. Es un día hermoso, soleado y todo eso. De esos en los que piensas que todo saldrá bien, etcétera. No es el día adecuado para esto,…

El pequeño ladrón de sombras .

El pequeño ladrón de sombras es un niño, sin nombre , que vive junto a sus padres en un pequeño pueblo de Francia. El protagonista narra la historia en primera persona desde su edad adulta, nos cuenta como fue su infancia , sus días de colegio, sus miedos, como sufrió la separación de sus padres y como descubrió su don. Este niño era capaz de hablar con las sombras de las personas que le rodeaban, y a través de ellas descubrir sus miedos y sus sueños; en alguna ocasión sucedía algo que el no podía evitar , robaba la sombra de otra persona. Desde su infancia vamos siguiendo los pasos del pequeño ladrón de sombras, como en su edad adulta no ha perdido ese don y como puede usarlo para ayudar a sus seres queridos y así mismo. Una historia de amor con el sabor de los cuentos de siempre. El amor incondicional de una madre por su hijo... el amor que sentimos la primera vez y que el tiempo no puede borrar... el amor que se acaba... una amistad para toda la vida.                              Opini…

Entre tonos de gris

En 1939, la Unión Soviética ocupó los Estados bálticos de Lituania, Letonia y Estonia. Poco después, el Kremlin estableció listas de personas consideradas antisoviéticas que debían ser asesinadas, encarceladas o deportadas como esclavas a Siberia. Médicos, abogados, profesores, militares, escritores, empresarios, músicos, artistas e incluso bibliotecarios fueron todos considerados antisoviéticos y se añadieron a esa lista creciente que establecía las víctimas de una exterminación en masa programada. Las primeras deportaciones se llevaron a cabo el 14 de junio de 1941.
Entre tonos de gris Hoy os traigo la primera novela de Ruta Sepetys, un relato que comienza en Junio de 1941, en Kaunas, Lituania. Lina es una niña de 15 años con un gran futuro por delante debido a su gran destreza con el dibujo; ya estaba preparando el ingreso en una escuela de arte cuando la policía secreta soviética la sacó de casa junto a su madre y hermano.
Desde esa noche no volvió a ver a su padre, ella junto a su fam…

Como no ser una drama mamá - Amaya Ascunce

                                  Como no ser una drama mamá                                  

Voy a empezar esta reseña presentando a mi drama mamá y a mi no drama papá.

“Si mamá os obligó a comer un plátano pocho porque quitándole lo negro estaba buenísimo... ¡éste es vuestro libro!
Un simpático déjà vu de nuestras infancias y de las frases de madres que a todos nos han dicho”.   Este libro es para todos los que oyeron frases inolvidables como éstas: «Tómate el zumo rápido que se le van las vitaminas», «Te voy a lavar la boca con jabón», o «¿Te crees que soy la dueña del Banco de España?»
 Es para los niños con coderas y chándal de táctel que sabían que los cromos que regalaban en la puerta del cole llevaban droga y que hay hacer dos horas de digestión para meterse en el agua. Pero también es para los que aseguran convencidos que nunca serán como su madre. Infelices. Aquí van las 101 frases que prometis…